Granallado y ChorreadoGranallado y chorreado

Granallado Esymo Metal

¿Qué son?¿Qué son?

Son procesos que consisten en el bombardeo de la superficie a tratar con un abrasivo o Granalla impulsado mediante el empleo de turbinas mecánicas o aire comprimido. Según el método empleado para impulsar el abrasivo se distingue entre procesos de Granallado (Turbinas) y Chorreado (Aire comprimido). Se trata de la opción de tratamiento superficial con mayor rendimiento en términos de productividad y calidad.

Existen diferentes opciones de granallas con características precisas de forma, dimensión, dureza y composición química cuya elección viene determinada por los objetivos que se deseen obtener en la superficie tratada.

AplicacionesAplicaciones

El empleo de estas técnicas puede ir encaminado a la limpieza de la superficie dado que permite la eliminación de manchas, rebabas, óxido o calaminas procedentes de procesos de fundición o tratamientos térmicos anteriores; conseguir una determinada rugosidad superficial (para procesos posteriores) o acondicionar la superficie del componente tratado para dotarlo de mayor resistencia mecánica a la fatiga (Este proceso se conoce como “Shot peenning”). El resultado final son productos con una superficie limpia y rugosa muy adecuada para procesos posteriores de aplicación de másticos, adhesivos o pintado y que presentan como ventaja adicional la eliminación de las tensiones del acero, lo que prolonga la vida útil del componente.

Estas técnicas también pueden usarse como pretratamiento en combinación con nuestros procesos de revestimiento y acabado final nos permite producir componentes ultra-durables partiendo de superficies de difícil revestimiento.

Granallado antes y después Esymo Metal
Granallado antes y después Esymo Metal

AplicacionesAplicaciones

El empleo de estas técnicas puede ir encaminado a la limpieza de la superficie dado que permite la eliminación de manchas, rebabas, óxido o calaminas procedentes de procesos de fundición o tratamientos térmicos anteriores; conseguir una determinada rugosidad superficial (para procesos posteriores) o acondicionar la superficie del componente tratado para dotarlo de mayor resistencia mecánica a la fatiga (Este proceso se conoce como “Shot peenning”). El resultado final son productos con una superficie limpia y rugosa muy adecuada para procesos posteriores de aplicación de másticos, adhesivos o pintado y que presentan como ventaja adicional la eliminación de las tensiones del acero, lo que prolonga la vida útil del componente.

Estas técnicas también pueden usarse como pretratamiento en combinación con nuestros procesos de revestimiento y acabado final nos permite producir componentes ultra-durables partiendo de superficies de difícil revestimiento.

¿Necesita más información?Contacte con nosotros

Estaremos encantados de atenderle e informarle acerca de todos nuestros servicios así como de asesorarle sobre cual es la solución ideal para su empresa.
  • English
  • Français